Entrenamiento de Fuerza en corredores Diabéticos Tipo II

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (7 Votos. Puntuación media: 5,00 de 5)
Cargando…
corredores diabéticos

En la actualidad muchos diabéticos tipo II en busca de mejorar su calidad de vida, recurren a grupos de corredores como una alternativa a ello, lo cual, termina siendo todo un desafío si no se tienen en cuenta ciertas variables de importancia. En el siguiente articulo analizamos los corredores diabéticos y la importancia del entrenamiento de fuerza en dicha población.

El entrenamiento de la fuerza ha demostrado ser de gran valor en el tratamiento de enfermedades , así como también es esencial para mejorar la estructura artromuscular en corredores diabéticos, es por eso, que el trabajo programado de esta capacidad y su acorde inclusión en la planificación del entrenamiento de corredores diabéticos con Diabetes Mellitus Tipo II termina siendo indispensable y esto se ve reflejado en el aumento de progresivo de la masa magra, la mayor sensibilidad a la insulina de los tejidos y las mejoras en las reservas de glucógeno muscular que estos pueden llegar a presentar, lo cual los beneficiaria enormemente tanto en la mejoría del rendimiento como en la calidad de vida (1).

El efecto del ejercicio sobre la sensibilidad a la insulina ha sido demostrado de 12 a 48 horas después de la sesión de ejercicio, pero volver a los niveles previos a la actividad de tres a cinco días después de la última sesión de ejercicio, lo que refuerza la necesidad de que la actividad física se haga con frecuencia y regularidad (2).

El entrenamiento de fuerza y su importancia

La fuerza, definida brevemente como la capacidad para vencer resistencias externas o contrarrestarlas a costa de esfuerzos musculares (3), es una capacidad que puede subdividirse o clasificarse de diferentes formas según su forma de trabajo o aplicación, Weineck plantea nuevos términos como la Contracción Auxotonica (4), el cual se utilizaría para referirse a la acción muscular que representa la suma de acciones tanto concéntricas como excéntricas, y que serían más frecuentes en el ámbito deportivo para efectuar un análisis. Enfocándonos aún más en el entrenamiento de la fuerza (5).

Ante esto, es importante detallar de mejor manera que tipo de fuerza es la que se buscará trabajar en términos generales con este grupo de corredores diabéticos Mellitus Tipo II, siendo la isotónica clave y teniendo relevancia tanto el tiempo como la velocidad en su análisis.

Es importante aclarar que se esquiva la fuerza isométrica porque genera una elevación excesiva del ritmo cardíaco, producto de la gran vasodilatación que esta produce, ya que a partir del 20% de la fuerza de contracción máxima isometría se comienza a complejizar el riego sanguíneo arterial en el músculo, y al 50% se produce una oclusión completa de los vasos sanguíneos (6), datos más que claves a tener en cuenta en deportistas con diabetes Tipo II, ya que es muy frecuente que también tengan asociado producto de antiguos malos hábitos otras patologías como pueden ser síndrome metabólico e hipertensión.

Corredores diabéticos tipo II
Cuadro clasificatorio de la capacidad Fuerza de M. Procopio (2007).

Programa de evaluación y control del corredor Diabético Tipo II

Establecer un programa de evaluación y control constante es esencial, este permitirá obtener datos claves sobre la salud del deportista como: la frecuencia cardíaca, presión arterial, nivel glucémico pre y post entreno, IMC (índice de masa corporal), expediente de enfermedades o patologías que puedan ser complejizadas con algunos ejercicios, entre otros datos que nos puedan servir de ayuda para individualizar el entrenamiento y no perjudicar al deportista, a su vez, esta es una forma de no exigir a la persona y empeorar aún más la calidad de vida del deportista diabético en cuestión.

Existen muchas formas de realizar trabajos de fuerza, pero es indispensable situarnos en la práctica y atender a las necesidades de nuestros deportistas, para eso, primeramente debemos de analizar los datos e información que el sujeto nos trae al campo de la práctica y de ahí situar los objetivos y metas que junto al deportista permitan realizar un trabajo a conciencia, siguiendo un proceso y mejorando el rendimiento del deportista sin atentar con la salud del corredor y sus necesidades biológicas, es aquí que trabajar sobre el fortalecimiento de los grandes grupos musculares y de manera funcional es imprescindible (7).

Abordar principios fundamentales como los de progresión, gradualidad de las cargas, continuidad y frecuencia van a ser indispensables si se quiere obtener mejoras significativas en la ganancia de fuerza y mejora de la salud, hay que destacar que el aumento de la masa muscular o hipertrofia muscular van a depender seriamente de la sección trasversal de las fibras musculares, la coordinación intramuscular e intermuscular y la inervación motora de estas fibras en la placa motora, por ende, hay varios aspectos a tener en cuenta para el fortalecimiento de dicha capacidad.

Familiarización e incorporación de ejercicios de fuerza en corredores diabéticos

Es importante destacar además que al presentar diabetes Mellitus Tipo II, estos deportistas deben de tener una familiarización con los ejercicios de fuerza que van a realizar, de forma tal de poder incorporar una mayor intensidad que genere verdaderos efectos positivos en su entrenamiento, la fuerza resistencia y la fuerza rápida son las capacidades que deben prevalecer en este tipo de enteramientos con estos deportistas, teniendo en cuenta los ya presentados requisitos cardiovasculares con altos volúmenes que exige la práctica en si, y que en consecuencia, pueden impactar de lleno en el crecimiento muscular e índices glucémicos, recordemos que esta patología puede estar asociada con sarcodinapenia (8).

Fuerza resistencia y su rol en el corredor diabético tipo II

Enfocándonos en la fuerza resistencia, la podríamos definir como “la capacidad del individuo de oponerse a la fatiga en rendimiento de la fuerza de larga duración o repetición constante y que depende de la fuerza máxima, resistencia general y coordinación intramuscular”, cabe destacar que este tipo de fuerza es importante para habituar el cuerpo del atleta y fortalecer sus músculos principalmente tónico-posturales.

Fuerza rápida y su rol en el corredor diabético tipo II

Por otro lado, la fuerza rápida, la cual se orienta a una alta velocidad, busca tener control sobre ambas fases de la contracción isotónica muscular, este tipo de contracción prima en los deportes cíclicos como los de carrera y es por eso por lo que para corredores diabéticos con diabetes mellitus Tipo II es esencial su trabajo.

Primero, para que puedan mejorar su aceleración muscular producto de un incremento eficaz de la fuerza en un corto periodo de tiempo gracias a la mejora en la inervación de fibras de contracción rápida, y segundo, permitirá fortalecer el gesto propio de la carrera con un trabajo aproximado del 60% al 75% de 1RM lo que repercutirá tanto en el rendimiento como en la calidad de vida, aumentando el numero de fibras tipo II de contracción rápida por ejemplo, Fortaleza (1997) la define como “la capacidad de vencer una fuerza a una alta velocidad de contracción” (9).

De esta forma, en corredores diabéticos, podemos destacar tres aspectos a entrenar y que van a prevalecer fuertemente en la práctica, la fuerza resistencia, la fuerza rápida y la resistencia cardiovascular propia de todos los deportes en los cuales se trabaja con grandes volúmenes de tiempo.

corredores diabéticos
Ejes del entrenamiento en corredores. Editado por Ortiz, Jonathan .

Beneficios del entrenamiento de fuerza en corredores diabéticos Tipo II

Los diabéticos pueden completar un entrenamiento de fuerza con mínimos riesgos para su salud, mientras mejoran a su vez el control glucémico, la sensibilidad a la insulina y la fuerza muscular, estos beneficios, según muchos estudios, parecen ser intensidad-dependientes, con las mayores mejorías cuando se entrena entre el 70% y 80% aproximado a 1RM, es por eso, por lo que la fuerza toma un papel crucial en estos corredores diabéticos.

El entrenamiento de fuerza va a permitir que mejoren su rendimiento pero las mayores gratificaciones e importancia surgen con respecto al tema salud, que en definitiva repercutirá en el rendimiento general del deportista, permitiendo generar un aumento clave en las reservas energéticas y en el componente musculo-esquelético, el cuál es esencial en un ambiente donde el deportista se somete a procesos catabólicos y oxidativos constantes, de aquí nace la obligación no solo de retener, sino de aumentar las reservas energéticas en post a solventar los requisitos energéticos y funcionales que no solo van a evitar lesiones sino males mucho mayores producto de grandes desequilibrios fisiológicos como pueden ser un índice glucémico muy bajo o una cetoacidosis severa (10).

Entrenamiento de fuerza y su importancia en corredores diabéticos tipo II

Recaudos a tener en cuenta en corredores diabéticos Tipo II

Como aspectos claves y necesarios a tener en cuenta en la práctica para el entrenamiento de este tipo de población, es importante tomar ciertos recaudos en la salud, ya que, si no son tenidos en cuenta pueden traernos grandes complicaciones no solo en el rendimiento sino en la salud de los deportistas. Los diabéticos tipo II suelen tener debido a su gran índice glucémico en sangre una muy mala circulación y cicatrización de heridas, lo que hace imprescindible el uso de un adecuado calzado y un control constante de los pies del corredor, ya que, este se ve expuesto constantemente a la fricción del calzado y esto puede generar posibles lastimaduras.

Otro punto fundamental es la hidratación, ya que, los diabéticos tipo II, tienden a deshidratarse más rápido de lo normal, esto producto a que ellos suelen retener mucho menos los fluidos en los líquidos en los riñones, motivo por el cuál una buena hidratación en la práctica, sin exceptuar los trabajos de fuerza es fundamental (11).

La fuerza es una capacidad indispensable, pero debe de planificarse con mucho cuidado y en sesiones aisladas de cualquier otro trabajo de carrera que involucre mucha carga, de forma tal de obtener mejores resultados en el desarrollo y el fortalecimiento de los músculos, articulaciones y tendones a nivel general, pero por sobre todo de los involucrados en el gesto motor predominante en la carrera, como punto clave en el trabajo con este tipo de población se debe trabajar sobre una guía con pautas claras que abarquen desde la valoración previa a la práctica deportiva a la actuación durante y después del deporte como plantean varios autores y colaboradores (12).

Realizar mediciones y comparaciones constantes de la frecuencia cardíaca, respiratoria y si es necesario índice glucémico va a ser fundamental, hay que recordar que al realizar actividad física el cuerpo utiliza más glucosa de la normal pudiendo esto concebir un shock hipoglucémico, lo cual si no se tiene en cuenta podría generar severos daños en el deportista (13)

La fuerza y sus mejoras sustanciales en corredores diabéticos Tipo II

Antiguamente la fuerza era una capacidad que solo se asociaba con deportes o actividades de poco volumen de tiempo y gran intensidad, con grandes cargas y trabajos explosivos o de levantamiento de mucho peso, hoy evidencia científica demuestra la importancia del trabajo de esta capacidad en deportes de resistencia y en post a la mejora de la salud, si bien no se podrá en la mayoría de los casos trabajar con grandes cargas y generar estímulos completamente hipertrofiantes, en un corredor se podrá mantener la masa muscular y con ello sus almacenes de glucógeno estables y en un obeso o diabético, se fomentará la ganancia de masa muscular conjunto a un balance proteico positivo (14).

La fuerza permite mejorar la postura y recomponer desequilibrios ocasionados por malos hábitos anteriores, fortalecer eslabones débiles, lo cual puede ser fundamental para mejorar la técnica de carrera, como resultado general se debe buscar obtener mayor fuerza relativa, es decir, que no solo logre mejorar la estructura del deportista sino su calidad de vida en general, mantener en definitiva un orden establecido teniendo en cuenta los músculos involucrados y el trabajo de fuerza específico que se realice (15).

Se depende de factores como la relación angular de palancas activadas, el orden del tipo del ejercicio, la activación neuromotora o cantidad de fibras musculares inervadas (va a depender del ejercicio y la cognición del sujeto sobre el mismo) entre otros factores que yacen en la periodización y son claves para poder obtener resultados óptimos y controlar las cargas entrenantes.

corredores diabéticos mellitus tipo II. Ortiz Jonathan

Conclusión sobre los corredores diabéticos

Con este articulo tratamos de dar a notar la importancia del entrenamiento de fuerza en corredores diabéticos mellitus tipo II, capacidad clave y central en el tratamiento y mejora de la calidad de vida en esta población, a efectos del gran número de diabéticos tipo II que recurren a esta disciplina como forma de generar movimiento y creer obtener mejoras en su calidad de vida.

No caben dudas que el componente social de esta disciplina, un entrenador capacitado y la incursión precipitada en planes que involucren al entrenamiento de fuerza van a ser claves, no solo en la mejora del rendimiento deportivo, sino en beneficios claros en el sistema artromuscular, en la mejora sustancial de sus reservas glucogénicas, disminución de glucemia en sangre y control de cetonas posterior al ejercicio. Ya que, de no ser así, solo provocaremos que estos abandonen la practica producto de hipoglucemias constantes, dolores articulares y lesiones que en consecuencia determinaran abandono de la practica deportiva. ¡¡Para repensar!!

Referencias Bibliográficas

  1. Roig, Jorge (2018)- Whey protein, obesidad y diabetes. Artículos y Blogs. Revista digital G-SE Entrenamiento.(enlace)
  2. Laverde, Robert Giorgi, Esguerra Gustavo A., Espinosa Juan Carlos, Garzón Diana E. Lozano (2011). Aptitud física y salud de corredores aficionados: una revisión documental.
  3. Liens, Á. G. Ortega, (2013). Tendencias históricas sobre la fuerza muscular. Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Facultad de Granma (Cuba). (enlace)
  4. Weineck (2005). Entrenamiento Total. Ed Paidotribo Barcelona.
  5. M. Procopio (2007) “curso gratuito de musculación deportiva”. Dispinible en: http://www.portalfitness.con.
  6. Canché Muñoz, Karina A., González Salazar Bertha C. (2005). Ejercicio de resistencia muscular en adultos con diabetes mellitus tipo 2. Revista Latinoamericana de Enfermagem.
  7. Rodríguez Facal, F. (2014). Estrategias metodológicas del entrenamiento deportivo, módulo VII: Flexibilidad y Equilibrio. Licenciatura en Educación Física, Universidad Fasta. Mar del Plata, Argentina.
  8. Ortiz, Jonathan (2018) – Sarcodinapenia y su relación con la mortalidad. Revista Mundo entrenamiento. (enlace)
  9. Fortaleza, De La Rosa (1997). Entrenar para ganar. Editorial Pila Teleña. SL España.
  10. Sánchez, Carlos. (2017), Rendimiento deportivo con dieta cetogénica en el deporte.(enlace)
  11. Rodríguez, Yisell Águila. (2011). Efecto del ejercicio físico en el control metabólico y en factores de riesgo de pacientes con diabetes mellitus tipo 2: estudio cuasi experimental. (enlace)
  12. Fernández, M. G, San Martín J. E, Gómez Peralta F, Moreno P. Rozas, Martínez Amparo, M Marta Botella-Serrano, Pérez Cristina Tejera y López Fernández J. (2015). Recomendaciones clínicas para la práctica del deporte en pacientes con diabetes mellitus (Guía RECORD). Grupo de Trabajo de Diabetes Mellitus de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). (enlace)
  13. Hernando, Rafael (2011). Etiología y fisiopatología de la diabetes mellitus tipo 2. Revista de Medicina de Cardiología. (enlace)
  14. Roig, Jorge (2015), Entrenamiento y Diabetes tipo II. Artículos y Blogs. Revista digital G-SE Entrenamiento. (enlace)
  15. Verchoshansky Yuri, Mel C. Siff (1974) – Super Entrenamiento, segunda edición. Editorial Paidotribo.(enlace)
Compartir
Artículo anteriorControl de la carga en fútbol con pocos medios
Artículo siguiente¿Qué es el Método Pilates?
Mi formación me titula como licenciado en Educación Física con especialidad en alto rendimiento y deporte, antropometrista ISAK y guardavidas. Me desempeño en escuelas secundarias de la ciudad de Miramar, soy profesor de Fisiología en la escuela de guardavidas CEF N°75 y en un centro de entrenamiento funcional y Cineantropometria (Corporal Kinesis). Me apasiona la investigación sobre todo lo relacionado con las ciencias del deporte y el ejercicio físico. Formar parte de esta red de entrenamiento con validez científica me da mucha satisfacción, me incentiva a seguir creciendo como profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.