¿Bicicleta elíptica o cinta de correr? ¿Cuál elegir? Veamos sus beneficios

Sin duda alguna son dos de las máquinas de cardio que más se utilizan en la actualidad y nos aportan muchos beneficios por lo que muchas veces y sobre todo usuarios que quieren ponerse en forma en su hogar tienen dudas sobre que máquina elegir para conseguir sus objetivos de la forma más eficaz posible.
Vamos a ver qué beneficios nos aporta cada una de ellas para que tu elección sea la más acertada posible.

Beneficios de la Bicicleta elíptica

Dada la gran cantidad de músculos implicados cuando llevamos a cabo un entrenamiento con bicicleta elíptica, los objetivos y beneficios de esta práctica son muchos: mejora de la condición física, quema de grasas y pérdida de peso, tonificación, evitar lesiones, y en definitiva beneficiar al corazón.

Además, obtenemos todos ellos sin la necesidad de salir de casa, lo que es muy cómodo al ahorrar tiempo en desplazamientos, y ni que decir tiene en días de mal tiempo.

Otros beneficios de esta máquina de cardio es que se trata de un ejercicio de bajo impacto, potencia un trabajo cruzado de tren superior y tren inferior parecido a lo que sucede al caminar, mejora la capacidad cardiovascular y pulmonar, y se trata de una máquina dinámica que obliga a mover todo el cuerpo.

En primer lugar, el impacto es muy bajo, o prácticamente nulo. Esto dependerá de si levantamos los talones o no al realizar el movimiento. De esta manera, cuidaremos la salud de tobillos, rodillas y caderas, por lo que puede ser una buena opción para empezar a trabajar la capacidad cardiovascular sin estresar nuestras articulaciones.

En segundo lugar, se trata de las pocas máquinas que hacen hincapié en mezclar trabajo de tren superior con tren inferior y además en un patrón cruzado, aunque en ningún momento hay una fase aérea, como ocurre al caminar, donde estamos solo sobre un pie.

En el cuerpo, encontramos grandes cadenas musculares que cruzan un hemisferio del cuerpo hacia el otro, por lo que es importante en el entrenamiento potenciar estas cadenas y estos movimientos cruzados. Es el caso de la parte posterior, donde encontramos el glúteo, que conecta con el dorsal contrario, lo que es necesario para generar tensión y crear un movimiento eficiente. Por tanto, para mejorar esta coordinación, es perfecta la bici elíptica.

En tercer lugar, y teniendo en cuenta la importancia del trabajo cardiovascular para gozar de una buena salud, la mejora de la resistencia hará que aumente nuestra calidad de vida, ayudando a mantener las funciones orgánicas en mejor estado.

En cuarto y último lugar, es que, a diferencia de otras máquinas, la bicicleta elíptica nos obliga a estar de pie y estar activos constantemente. Así, trabajamos con todo el cuerpo estando siempre pendientes del movimiento, lo que es una gran ventaja frente a otras máquinas cardiovasculares dada que en nuestro día a día pasamos mucho tiempo sentados.

Si quieres saber más sobre ésta máquina, cuales son los mejores modelos e identificar qué factores debes tener en cuenta a la hora de comprar una, te recomendamos consultar la siguiente web sobre la bicicleta elíptica.

Beneficios de la cinta de correr

Puedes correr, desplazarte y caminar sin salir a la calle, diciendo así adiós al frío, la lluvia, o los desplazamientos al vivir en ciudad. Estos hándicaps que hacen que salir a correr sea toda una odisea, con una cinta los olvidamos por completo. Podemos usarla independientemente de las condiciones del exterior, además de desplazarnos de otras formas que en la calle serían un peligro y regulando de forma instantánea la velocidad.

También es posible graduar la pendiente de trabajo rápidamente. Si se trata de una cinta de correr con inclinación, esto nos aportará una gran versatilidad en el entrenamiento sin tener la necesidad de ir a buscar un lugar con las condiciones que buscamos. Una mayor inclinación aumentará la intensidad del entreno e involucrará otros músculos como el glúteo. Asimismo, el consumo de oxígeno se ve incrementado, lo que favorece la mejora de nuestra capacidad máxima.

Por otro lado, es ideal para aprender la técnica de desplazamiento o de carrera, ya que a diferencia de lo que se suele creer, se trata de una habilidad que no todo el mundo domina.

Con una buena técnica nos aseguramos de que tenemos un movimiento eficiente reduciendo así el riesgo de lesión. En definitiva, una cinta es un lugar ideal para comenzar a aprender esta técnica puesto que estamos siempre en el mismo sitio e incluso podemos grabarnos o tener la compañía de otra persona que nos diga cómo mejorar, además de centrarnos solo en nuestros pasos y no en factores externos.

Por último, en lo que se refiere a los beneficios de esta máquina, hay que destacar que, gracias a los sistemas de amortiguación, el impacto es menor que en el asfalto, sobre todo si corremos sobre cemento. No obstante, lo que más impacto reducirá será una buena técnica de carrera, ya que, si nuestra fase de amortiguación es buena, los impactos que ascienden desde el pie hacia la rodilla se verán reducidos. De esta manera, si nuestro objetivo a medio y largo plazo es o no tener el cuerpo preparado y una técnica correcta para avanzar a otras superficies, con una cinta lo vamos a conseguir.

En cualquier caso, tanto si decidimos hacernos con una bicicleta elíptica o nos decantamos por una cinta de correr, debemos consultar con nuestro médico para asegurarnos de que no tenemos ningún tipo de problema en la respiración o alguna enfermedad que el uso de estas máquinas pueda perjudicar o agravar.

Al igual que te hemos recomendado una web para elegir tu bicicleta elíptica, si necesitas más información porque estás interesado en comprar una cinta, te dejamos también el siguiente enlace para que puedas ampliar tu información y elegir correctamente tu cinta de correr.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here