Ayudas ergogénicas y rendimiento

Por todos es sabido que dos factores clave para el éxito deportivo son las características genéticas y el tipo de entrenamiento que realices. Si bien es cierto, que a ciertos niveles de competición, los participantes suelen presentar las mismas capacidades genéticas y han sido objeto de métodos de entrenamiento similares. Dado el énfasis que se le da al hecho de ganar, muchos deportistas entrenados para la competición buscar el último método o ingrediente que les proporcione la pequeña diferencia que les permita ganar.

Seguro que tú también has oído hablar de este termino: las ayudas ergogénicas. Pues bien, dos de los factores clave por los que se han guiado las mejoras marcas deportivas en los últimos años son la mejora de la dieta y la ayuda ergogénica.

La palabra ergogénico procede del griego ergon que significa «trabajo» y de gen que significa «producción de», y dicha ayuda suele definirse como el aumento potencial para la generación de trabajo. En el deporte se han empleado variedades de ayudar ergogénicas por su teórica capacidad para mejorar el rendimiento del deportista a través del incremento de la potencia física, la fuerza mental o incluso las ventajas que brindan a nivel mecánico (1).

Tipos de ayudas ergogénicas

Existen diferentes ayudas ergogénicas, por lo que se pueden clasificar de diferentes modos y agruparse de acuerdo con la naturaleza general de su aplicación al deporte. A continaución se describen las principales categorías con un ejemplo de una de las ayudas ergogénicas teóricas para cada una de ellas.

Ayudas mecánicas

Las ayudas mecánicas o biomecánicas se han diseñado para incrementar la eficiencia energética con el fin de proporcionar una mayor ventaja mecánica. Las zapatillas de bajo peso son mejores para un corredor que las más pesadas, puesto que se necesita menos energía para mover las piernas y se incrementa la economía de la carrera (1).

Ayudas psicológicas

Las ayudas psicológicas han sido diseñadas para mejorar los procesos psicológicos durante la realización deportiva a fin de incrementar la fuerza mental. La hiponosis, mediante la sugestión post-hipnótica, puede ayudar a desplazar las barreras psicológicas que limitan la capacidad de rendimiento fisiológico.

Ayudas fisiológicas

Las ayudas fisiolóficas han sido diseñadas para aumentar los procesos fisológicos naturales a fin de incrementar la fuerza física. El dopaje sanguíneo o la infusión de sangre a un deportista puede incrementar la capacidad de transporte del oxígeno y con ello aumentar la resistencia aerobia.

Ayudas farmacológicas

Las ayudas farmacológicas son medicamentos diseñados para influir en los procesos fisiológicos o psicológicos a fin de incrementar la potencia física o la fuerza mental. Los esteroides anabolizantes, los fármacos que imitan los efectos de la hormona sexual masculina, la testosterona, pueden incrementar el tamaño de los músculos y la fuerza. Los peligros potenciales de los esteroides anabolizantes, al igual que los de otras drogas,  son un hecho. Por ello desde Mundo Entrenamiento recomendamos nunca consumir este tipo de sustancias potencialmente peligrosas para la salud (1).

Doping

Ayudas nutricionales

Las ayudas nutricionales son nutrientes diseñados par ingluir en los procesos fisiológicos y psicológicos y así incrementar la potencia física y la fuerza mental. Los suplementos deportivos proteicos los pueden utilizar los deportistas dedicados a deportes de fuerza en un intento por conseguir incrementar su masa muscular, puesto que las proteínas son el principal componente dietético del músculo (1).

¿Por qué es tan popular la ayuda ergogénica nutricional?

Probablemente las ayudas ergogénicas más utilizadas son las calificadas como nutricionales. Existen diversas ayudas de este tipo correspondientes a cada una de las seis principales clases de nutrientes, y se sabe que los deportistas toman suplementos deportivos de casi todos los nutrientes a fin de conseguir mejorar su rendimiento.

Además de los nutrientes esenciales derivados de los alimentos, existen cientos de sustancias no esenciales o compuestos clasificados como suplementos deportivos alimentarios que se les presenta a los deportistas como potentes ayudas ergogénicas, entre ellas, la creatina, la L-carnitina, la coenzima Q10, la inosina, el octacosanol y el ginseng.

Desde Mundo Entrenamiento recordamos que el aporte de suplementos nutricionales por encima de la CDR (Cantidad Diaria Recomendada) no es necesario par ala gran mayoría de los deportistas. Se ha demostrado que el consumo de nutrientes específicos por encima de la CDR no ejerce ningún efecto en el rendimiento físico o deportivo de las personas (1).

L carnitina

Bibliografía

  1. Williams, M. H. (2002). Nutrición para la salud, la condición física y el deporte. Barcelona: Paidotribo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here